Diseño EditorialIlustraciónReseñas

Rómulo Gallegos como impulsor de los Derechos Humanos en un comic

Provea presentó esta novela gráfica de distribución gratuita, cuyo guión fue escrito por Héctor Torres y las ilustraciones realizadas por José Luis Couto.

El 10 de febrero, asistimos a un conversatorio convocado por la ONG Provea y la librería El Buscón en Trasnocho Cultural para presentar la novela gráfica de ficción histórica Gallegos. Hombre de una sola calle, que se interna en una faceta escasamente explorada del reconocido autor de la novela Doña Bárbara y ex presidente del país: impulsor de los Derechos Humanos.

Es poco conocido que Gallegos fue el primer presidente de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos, pues para él se trataba de un tema de sensibilidad, reflexión histórica y era acorde a sus ideas sobre igualdad ante la ley, fortalecimiento del Estado de Derecho y su fe en la Democracia; cónsono a su ética y rectitud, la cual no caló en el esquema autoritario de los militares que le dieron el golpe de estado en 1948.

Con la finalidad de resaltar esta “cara desconocida” de nuestro novelista más internacional, se produjo su biografía en un formato inusual: la historieta.

Las presentaciones

Para el lanzamiento de esta publicación editada por Provea, principal organización propulsora y defensora de los Derechos Humanos en nuestro país, junto a la Fundación Friedrich Ebert Stiftung, tuvo lugar un panel moderado por la periodista Vanessa Davies, en el que hablaron los historiadores Neller Ochoa, Margarita López Maya, Anaís López y Héctor Torres, del portal La vida de Nos, quien escribió el guión del comic Gallegos. Hombre de una sola calle.

En este primer evento, estuvo ausente el ilustrador José Luis Couto, que configuró gráficamente el relato. El 26 de marzo la novela gráfica fue presentada en otro acto público que tuvo lugar en la Plaza de Los Palos Grandes.

Una historia ilustrada

Consultamos a Rafael Uzcátegui, coordinador general de Provea, sobre las motivaciones para relatar parte de la historia de Rómulo Gallegos en viñetas y balloons. Uzcátegui también fue quien diagramó la publicación.

¿Por qué decidieron desarrollar la novela gráfica sobre Rómulo Gallegos?

En años anteriores desde Provea intentamos promover personajes que generaran consenso sobre el compromiso en los derechos humanos. Y vimos que si bien habían figuras internacionales que podíamos usar (Arnulfo Romero, Gandhi, Rigoberta Menchú, Mandela…) no teníamos referentes históricos locales en la defensa de la dignidad humana. Y esos ejemplos son muy importantes en el actual momento de incertidumbre que vive el país, donde necesitamos inspiración para seguir enfrentando todos los desafíos.

Rómulo Gallegos es una figura que genera respeto en amplios sectores de la población por su trayectoria literaria y política, pero una faceta casi desconocida de su vida fue su papel como primer presidente de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos. Esta parte es la que queríamos divulgar, lo que incluía al propio Gallegos dentro de la familia de defensores de derechos humanos, pero deseábamos hacerla en un formato que nos permitiera darlo a conocer en una audiencia más amplia que los tradicionales lectores de nuestras publicaciones. Esto forma parte de una línea de trabajo que hemos calificado como “Todos los derechos por todos los lenguajes”.

¿Seguirá la serie con otros personajes?

-Si bien ya habíamos trabajando con comics e ilustración, esto ha sido nuestra primera experiencia dentro de la novela gráfica. Así que ha sido todo un aprendizaje, no sólo para Provea sino también para Héctor Torres y José Luis Couto, guionista e ilustrador respectivamente. Así que mucho dependerá de la reacción que tengan los lectores y el público en general a esta propuesta. Hemos pensado en otros personajes venezolanos, pues la necesidad de dar a conocer referentes civilistas que iluminen el empedrado camino de la reinstitucionalización democrática que tenemos por delante sigue siendo para nosotros un objetivo estratégico.

¿Cómo distribuirán la publicación?

– La novela gráfica sobre Gallegos es, básicamente, de distribución gratuita. En este momento de crisis, es una apuesta por colocar su lectura en todas las manos interesadas. Además, en Provea estamos comprometidos con los libros físicos, es una decisión política en sentido amplio, dadas las inequidades que hay en el acceso a internet y la alfabetización digital.

Esta distribución se hará, básicamente, en actividades de promoción que se hagan, donde podamos hablar sobre la figura de Gallegos como defensor de DDHH. Si el Covid-19 lo permite, haremos actividades en ciudades del interior del país, y estamos abiertos a todas las comunidades, incluyendo las escolares, que deseen tener esa experiencia de acercamiento al autor de “Doña Barbara”. La edición digital es de acceso libre. También vamos a dejar copias en algunas librerías, siempre y cuando entiendan que es una publicación por la que no pueden percibir ningún pago monetario y, en el mejor de las casos, sean canjeadas por fármacos, dentro de nuestro programa de “Música por medicinas”.

La mano que dibuja

Al ser consultado sobre el desarrollo del proyecto, el ilustrador José Luis Couto afirma que “el proceso fue fácil”.
“Lo que tengo es una deuda de gratitud inmensa con Héctor Torres, porque el guión que creó fue absolutamente impecable. Es el guión más preciso que he visto en el que incluso me indicaba cuántos cuadros por página eran y las descripciones. Me dio toda la libertad para variar lo que quisiera, pero me dió la guía base”.

Destaca Couto que el guión estaba muy estructurado, lo cual indicaba que el trabajo de Héctor Torres fue hecho con todo el conocimiento que tiene de escritura y de producción de videos. “Creo que trasladó su amor por la literatura y por el video a este guión y bueno, más fácil imposible. Me dio más confianza de la que merecía”, reconoce.

“La idea de hacerlo en cómic fue de Rafael Uzcátegui, apasionado de este género, pues durante años fue el director de la página de historietas del periódico Letras, de la UCV. Siempre lo vio como una buena forma de hacer narrativa, porque eso es el comic: es contar una historia, comunicar”, indica el ilustrador de origen uruguayo, quien también reconoce que la propuesta en forma de historieta aparta la figura de Gallegos de lo que siempre hemos visto sobre él: una figura gris y severa.

Compartir: