AcademiaGráficoIlustraciónInterioresMaestros DEVProductos

George Dunia y Leonel Vera: Las mentes creativas del estudio Mobius

Este mes mencionamos dos #MaestrosDEV que han desarrollado una estrecha relación laboral como socios. Su trayectoria demuestra la integralidad formativa del IDD.

George Dunia y Leonel Vera ingresaron al Instituto de Diseño Neumann (IDD) a finales de la década de los sesenta y se graduaron a principios de los setenta. George, en 1973; Leonel, en 1975.

Diseño era su alternativa de estudio ante la clausura de la Universidad Central de Venezuela en esa época. Como alumnos primero, y luego como profesores, ofrecen testimonios de lo que fue esta escuela. Allí se hicieron amigos y muchos años después se asociaron y formaron el estudio Mobius.

George ya había cursado algunas materias en arquitectura, y le otorgaron varias equivalencias en el IDD, porque ya conocía a varios docentes en la UCV: “Carlos Vicente Fabbiani me había dado tres geometrías descriptivas y en el Instituto yo no vi geometría descriptiva, porque había una sola o dos y ya en la facultad había visto tres. Historia del Arte, me la había dado Elías Toro en la universidad… Creo que me dieron la primera aprobada. Entonces yo tomé materias de primero y de segundo año. Por eso es que yo me gradué en dos años y medio, en vez de los cuatro años completos. Cuando yo entro al Instituto, me hacen esa prueba de aptitud, ellos me dicen ‘nosotros te damos las equivalencias pero tú tienes que hacer las pruebas de aptitud’. Entonces uno iba a y hacía esa prueba que yo te digo que duraba tooodo el día”.

En cambio, Leonel Vera procedió al revés: primero se graduó de diseñador y luego estudió en la FAU-UCV, donde obtuvo el diploma como arquitecto.

Caricatura hecha por Leonel Vera en el IDD.
Cambio de pensum en el 73

En 1973 hubo una propuesta para renovar el pensum de estudios. Relata George Dunia, que se trató de un documento elaborado entre profesores y estudiantes para hacer cambios en el instituto. “Entonces hay una proposición muy seria, dijimos, no vamos a bajar el nivel, vamos a hacer objetos que hacen falta en el país”.

Quedó como “leyenda” sobre el IDD, el proyecto del ala del avión que lideró el profesor Carlos Vicente Fabbiani, como supuesto ejemplo de diseñar de espaldas a la realidad del país, pero lo cierto es que atendió a un concurso internacional que pedía diseñar un avión de tracción a sangre.

Cuentan George y Leonel que el objetivo real de la experiencia como cierre del último año era saber manejar los materiales y cómo se comporta un molde con la fibra de vidrio: “Lo que pasa es que la gente no estaba enterada de esto, incluso a mis propios compañeros les pareció tan absurdo, que se usó como un elemento de referencia para decir lo que no se debía hacer. Pero realmente fue un excelente entrenamiento”, explica Dunia.

Esa experiencia les funcionó posteriormente a George y Leonel en el campo profesional como diseñadores industriales para realizar piezas como las marchanticas para Golden y Helados Gilda, en fibra de vidrio, entre otros objetos.

La mención diseño industrial desapareció del IDD en 1973. George Dunia y Leonel Vera se graduaron y en los años ochenta regresaron a la escuela, pero como docentes.

Plano de escritorio, por George Dunia.
En solitario

Luego de egresar del IDD y antes de fundar Mobius, Leonel Vera se desempeñó como diseñador industrial en Corveplast, 1975-76. Entre 1972 y 1979 efectuó investigaciones en el campo del análisis del espacio organizado, con la arquitecto y artista plástico Gego.

En 1976 se convirtió en socio fundador de la Oficina de Diseño Vera y Auerbach Diseñadores.

Entre 1982 y 1987 fue profesor de Composición Tridimensional II, IDD, Fundación Neumann-INCE, mientras que entre 1983 y 1988 trabajó como arquitecto y diseñador de mobiliario en la oficina de José Antonio de la Guerra.

Por su parte, George Dunia es diseñador industrial y gráfico. Entre los años 1972 y 1979 se desenvolvió como monitor de la Fundación Arte y Vida en la comunidad de Tarma, una experiencia que inició en el IDD y que puede ser considerada pionera en el área de la sostenibilidad.

La sensibilidad despertada durante el trabajo comunitario en Tarma lo condujo luego a especializarse en Arte Popular Tradicional en los cursos de CIDAP-OEA que realizó en Cuenca, Ecuador, en 1976 y 1978.

Entre 1980 y 1986 dio clases de Diseño Gráfico I, Geometría Descriptiva y Empaques en el IDD, Fundación Neumann-INCE.
Fue museógrafo en el Museo Nacional del Folklore-CONAC entre 1983 y 85 y desarrolló actividades profesionales en las áreas de diseño gráfico, diseño tridimensional, exhibición y arquitectura interior.

Antecedente de los food trucks, diseñados por Mobius para Polar.
Se crea Mobius

En 1989, después del Caracazo, George Dunia y Leonel Vera no volvieron a dar clases en el IDD, pero también hay que comentar que a partir de ese año, la institución comenzó a atravesar un período crítico.

George y Leonel aprovecharon y fundaron el estudio Mobius, con el que han ejecutado proyectos de arquitectura y diseño en su vasta extensión: gráfico, de interiores, web, industrial. La historia de sus proyectos bajo una perspectiva didáctica la pueden conocer en el libro que publicaron en el 2009, Diseño para todos en el más reciente, editado por Diseño en Venezuela: Mobius. Cronología Digital, que puedes descargar gratuitamente aquí: https://disenoenvenezuela.com/

Marchanticas con diseño local

El carrito de helados -una cabina rodante de material térmico que porta el producto-, está presente en el país desde la década de los años 30.

En aquellos años, esta forma de venta originalmente utilizada por Helados EFE, no existía en otra parte del mundo. La venta mediante carritos fue expandiéndose y pronto se convirtió en uno de los canales de distribución de helados más importante en nuestro país.

En 1993, Helados Gilda encargó al estudio Mobius, fundado por George Dunia y Leonel Vera, el diseño de una marchantica. Para su fabricación escogieron como material la fibra de vidrio, “por su resistencia a la intemperie y al intenso trabajo en la calle”.

La forma se fundamentó en el concepto base del producto: la cremosidad. Al final se generó un diseño que partió de un cono de base elíptica truncado, resultando así la evocación de una tinita. A nivel funcional, los diseñadores tomaron la previsión de utilizar una doble pared de fibra de vidrio entre la que se colocó aislante de poliuretano expandido de 7 centímetros de espesor, -uno y medio centímetros más que en las cavas convencionales-, con el fin de preservar el frío en condiciones climáticas extremas, ya que este producto se expendería principalmente en las playas del Oriente venezolano.

También se le aplicaron principios ergonómicos que consideraron la altura promedio del vendedor, para colocar el manubrio en la posición más década para facilitar el empuje y la maniobrabilidad de este vehículo colocado sobre el tradicional tren de tres ruedas.
Esta experiencia de Dunia y Vera está generosamente reseñada en el libro Mobius. Cronología Digital, una publicación de intención pedagógica en la que a través de los proyectos ejecutados por este par de profesionales venezolanos, se expone paso a paso el proceso del diseño.

En el libro Mobius. Cronología Digital también se documenta el caso de la marchantica para refrescos Golden.

Compartir: