Gráfico

Iconos Venezolanos diseñó portada dejándose llevar por la música de Rayawana

Samuel Schoenberger relató a Diseño en Venezuela en qué consistió el proyecto y cómo fue el proceso creativo para la tapa de la reconocida revista Estampas.

Iconos Venezolanos es la iniciativa del diseñador gráfico Samuel Schoenberger pionera en el desarrollo de síntesis gráficas que exaltan elementos de la cultura material venezolana que van desde productos de nuestra gastronomía, hasta las camioneticas y líneas de autobuses emblemáticas. 

Schoenberger se mudó a España a principios del año 2020, no obstante, desde el país que lo ha acogido se ha mantenido activo con su proyecto, evidentemente dirigido a los venezolanos desperdigados por el mundo.

El estilo de Iconos Venezolanos ha sido apreciado por empresas nacionales, como la longeva revista Estampas, que le encomendó las portadas de sus cuatro ediciones aniversario en el 2017 o Empresas Polar, que en 2018 lanzó la campaña #DiloComoQuieres, que consistió en una serie de iconos animados en formato Gif, para compartir en las redes sociales. Para emprender esta tarea, llamaron a Samuel. “El proyecto duró más de un año en su desarrollo, contando desde la primera reunión que tuvimos hasta el lanzamiento”, relató a Elina Pérez Urbaneja para un artículo publicado originalmente en El Estímulo.

Igualmente, en 2018, Diseño en Venezuela publicó un artículo sobre Iconos Venezolanos: Identidad venezolana en síntesis gráfica, según dos emprendedores

Hace unas semanas atrás, Maribel Flores, directora editorial actual de Estampas, volvió a llamar a Schoenberger para encomendarle una misión especial.

De la portada del disco a la portada de la revista

Flores le comentó  a Schoenberg que le gustó mucho el resultado de las portadas que hizo para los 64 años de la revista “y que estaba interesada en que aprovecháramos que el grupo Rawayana sería la próxima portada por su nuevo disco, para desarrollar un pieza innovadora”, nos cuenta el creativo.

“Fue un reto complejo porque no hubo mucho tiempo para pensar y para ese momento no habían lanzado el disco, es decir, no podía escucharlo para sentir más de cerca el “mood” del disco nuevo”.

“Me considero un apasionado por esta nueva cultura visual de los stickers en el mundo digital. Y parte de la identidad gráfica del nuevo disco está construida con las típicas calcomanías de precios de colores de neón, donde tengo entendido, participó el comunicador visual y artista plástico venezolano radicado en Estados Unidos Joaquín Salim, en la construcción de la identidad del nuevo disco junto otras mentes creativas”.

El diseño de Salim le dio pie a Schoenberger para crear una divertida composición de stickers vectoriales, donde pudieran convivir diferentes elementos gráficos que estaban alrededor del disco y la colaboración, como las frases del disco, -que asegura que pudo escuchar un par de veces la noche antes de la fecha tope-, junto algunos Iconos Venezolanos para señalar quién estaba detrás del arte y múltiples menciones del nombre de la revista. También ayudó muchísimo la idea detrás de una foto de los integrantes de Rawayana que formó parte del material enviado como referencia.

“Luego de escuchar el disco y ver lo que tenía hecho en la computadora vi un gran match entre los mensajes que dejan las canciones y los Iconos Venezolanos, ya que el disco plantea, en diferentes líneas, temas de la cotidianidad de Venezuela. 

Cabe acotar que esta es una de las pocas portadas de Estampas que se salta su estilo gráfico para las portadas por completo. Me permitieron agregar los subtítulos a mi parecer en una posición y tipografía diferente a la habitual. Con el fin de que los subtítulos fueran acordes a la composición”, acota.

Más info

Behance: https://iconosvenezolanos.com/

Compartir: