Productos

Los ganadores del reality: “Prototypex fue un aventón a la vida real”

Entrevistamos a la líder del equipo Híbrido, que ganó Prototypex con el diseño de muebles modulares en cáñamo, concebidos bajo la perspectiva productiva circular.

Prototypex, reality de diseño creado y producido por E_DesignTech en Hidalgo, México, llegó a su fin. El episodio de cierre se emitió ayer, 10 de agosto en  YouTube, dilucidando al público cuál fue el equipo ganador.

Se trata de Híbrido, integrado por Zurisada Hernández Cortez -Zuri-, Andrea Angeles Bravo y Fernando  Hernández García, estudiantes del 7mo semestre de ingeniería en diseño industrial.

Tuvimos la oportunidad de entrevistar a Zuri, quien fue la designada para exponer el proyecto desarrollado por Híbrido ante el jurado del concurso.

¿Cómo configuraron el equipo para participar en Prototypex?

Nosotros no conformamos el equipo para participar en Prototypex, sino que ya llevábamos una trayectoria, si así se puede decir, de trabajar juntos en proyectos escolares y nos acomodamos bastante bien y ya teníamos la espinita de formar un equipo de trabajo más sólido. Vimos en Prototypex la oportunidad de unificarnos de una manera más profesional.

Nos complementamos muy bien, cada uno sabe en lo que es bueno y lo hace. Tampoco es que trabajemos de forma individualista, sino que cada quien sabe cuál es su rol por cumplir en Híbrido y lo hace de una manera excelente. Se nos facilita el trabajo en equipo porque la comunicación fluye bien entre nosotros.

¿Qué les pareció el formato de Prototypex?

Nos pareció interesante el formato, porque no sólo es un concurso, sino que tienes el adicional de agradarle a la gente, porque al final de cuentas es un reality show. La gente no sólo iba a tomar en cuenta nuestras habilidade en el diseño industrial, sino la forma en que nos comportábamos y cómo nos vendíamos como personas, lo cual es presión doble, un reto más fuerte que un concurso normal. Yo no le quitaría nda, pero si complementaría la disciplinariedad de los jueces y de los asesores.

Nos evaluaron profesionales del diseño, pero quizás para nuestro proyecto hubiera sido interesante que nos evaluara algún técnico en materiales, quizás un ingeniero químico, que nos indicara si nos estábamos equivocando o íbamos bien con el material que seleccionamos.

Fuera de eso siento que tiene muchísimo potencial.

¿En qué consiste su propuesta?

Nuestra propuesta de diseño es una familia de sofás que está hecha con diferentes materiales en base de cáñamo. Desde un principio nos dijeron que diseñáramos bajo la línea de la economía circular, dejando de lado el modelo lineal de la economía, entonces buscamos un material sustentable, que cumpliera su ciclo completo de vida. El cáñamo durante todo su ciclo es un material que absorbe CO2.

Fui yo quien tuvo que defender el proyecto ante los jueces y estoy sumamente orgullosa que me seleccionaran mis compañeros de equipo para explicarlo.

El CO2 causa el 80% de la contaminación de los gases del efecto invernadero, -es muchísimo-, entonces nos pareció importante que el cáñamo fuera lo principal en nuestra propuesta de diseño. Hay muchísimos tabúes sobre el uso del material en distintas culturas. Por ejemplo acá en México,  no hay facilidades para usarlo de forma legal.

No quisimos diseñar por diseñar, nunca hemos querido diseñar sin conciencia porque no queremos darle más basura al mundo. Quisimos que nuestro proyecto tuviera ese plus: es modular, por lo que tiene diferentes usos, eso ayuda si tiene un espacio muy reducido puedes tener diferentes módulos qe puedes usar como tu creatividad te lo permita. Cuatro módulos rectangulares que puedes apilar para convertirlo en repisa o usarlo como banco para colocar los pies o para la visita. Puedes convertirlo en mesa auxiliar. Los módulos están super chidos.

Nos inspiramos en la costumbre que tenemos acá en México de utilizar las cosas para funciones para las que no fueron pensadas por la creatividad y por la necesidad que hay.

¿Cuáles fueron las principales dificultades que hallaron durante el proceso de diseño?

Todas las limitaciones que tenemos con las leyes es un factor importante. El cáñamo se sigue tratando acá como la marihuana, como si fuera un psicoactivo.

Obtuvimos asesoría en otros países sobre el uso del cáñamo y cómo preparar biomateriales. Inicialmente nosotros queríamos utilizar filamento de cáñamo para impresión 3D, pero en un episodio el representante de Tramando nos preguntó cómo lo íbamos a producir, y nos dijo que no era una buena propuesta porque no se puede producir en México. A mi me chocó porque pienso que si no se puede producir en Mexico, lo puedo fabricar en otro lado.

De hecho, mandamos los planos a España y tuvimos la cotización. En México no lo conseguimos, porque no es legal.

Eso fue como quitarnos la venda de los ojos.

¿Cuáles fueron las fortalezas del equipo Híbrido en el reality?

Jugó a nuestro favor que ya nos conocíamos y que teníamos 2 años trabajando juntos en proyectos escolares que abordamos como si fuéramos profesionales.

Como ingenieros en diseño industrial siempre nos han inculcado que hay que eficientar el trabajo. Si tu lo puedes hacer en menor tiempo y de manera buena, pues hazlo.

Siempre hacemos reuniones de trabajo. Inicialmente en cafeterías, actualmente por Zoom. Siempre estamos todos en la misma sintonía y tratamos de retroalimentarnos.

Principales aprendizajes en Prototypex

Coincidimos en que es un aventón a la vida real y que nos sacó de nuestra zona de confort, pues trabajamos en un ambiente totalmente distinto a la escuela. Aquí era como: ponte las pilas porque te van a evaluar diseñadores de nivel top.

Lo englobaría en que crecimos mucho individualmente y como equipo Híbrido.

El feedback del jurado

Mis compañeros no pudieron escuchar mi defensa ante los jueces, pero la vieron en video. Teníamos bastante miedo de Raúl de la Cerda, porque es un super diseñador. Las cosas que él ha hecho tienen una estética increíble. A mí me encanta, aunque siento que nuestro mueble iba más al estilo de Diego Franco.

Raúl de la Cerda tiene un estilo de lujo. La preocupación era cómo conquistarlo.

El feedback que obtuvimos fue que el diseño estaba bien, que sí era atractivo, pero que habían cosas que pulir para que tuviera un estilo más concreto.

Otro de los comentarios muy buenos que recibí de Raúl de la Cerda es que estaba muy interesante el concepto del material, que era muy bueno que nos fuéramos por esa línea  que respetaba los parámetros de Prototypex. También preguntó por qué lo estábamos mapeando en otros países si el producto es mexicano.

Al final fue un honor ver su cara de felicidad. Le pareció muy bien la manera en cómo lo defendimos, con mucha pasión y nos dijo: “Tienen que creer en su propio proyecto. Si tu crees en él, lo vas a vender con mucha fluidez”.

Como estudiantes de diseño ¿Qué recomiendan a las escuelas para mejorar su sistema de enseñanza?

Nosotros estamos en Hidalgo y es muy diferente a cómo se maneja el diseño industrial en México, en la UNAM. Acá estamos muy limitados como ingenieros. Es importante tener la mente abierta a lo nuevo que está viniendo.

Es muy importante que los profesores tengan en cuenta que las cosas no se hacen de una sola manera, que se cuestionen un poco, que se permitan indagar más. Otro factor, y me iría más arriba, es la selección de los profesores. Desde ahí creo que hay un grave problema.

Nos gustaría que existan más iniciativas como Prototypex a la que le cerraron las puertas en las escuelas y se tuvo que mover por fuera.

Las escuelas debería abrirles la puertas a Prototypex porque nos enseña el mundo.

Un jurado habló

Juan José Nemer, fundador del estudio de diseño  Ad Hoc, fue jurado de Prototypex junto a Raúl de la Cerda, Diego Franco y Grace Macedo. Respondió  dos preguntas que le formulamos sobre esta primera edición del reality.

Ante la interrogante sobre cuáles son los aportes de Prototypex para el diseño industrial mexicano y/o latinoamericano, Nemer respondió por Ad Hoc:

“Creemos firmemente que los concursos de cualquier tipo, son un excelente ejercicio para desarrollar nuevas ideas y propuestas. Especialmente Prototypex, una iniciativa estudiantil que busca promover el talento local, además de crear vínculos entre la comunidad estudiantil y el mundo profesional”.

Sobre el diseño ganador, del equipo Híbrido, señala que “Creemos que es un proyecto con potencial comercial, que aporta una nueva perspectiva del diseño mexicano. Una propuesta con valor y realista de un producto”.

Compartir: