Diseño de mueblesHistoria del DiseñoIlustraciónInterioresModaProductosReseñas

Falleció Isabel Castillo de Salazar, pionera del diseño de muebles

La diseñadora falleció el 13 de abril a los 91 años, tras complicaciones de salud. Diseño en Venezuela prepara su libro Guía del Diseño de Modas como un homenaje póstumo.

Por Elina Pérez Urbaneja

Corría 2013 y la movida del diseño venezolano aún gozaba de buena salud. A finales de ese año organicé el ciclo de conferencias Invisibilia, junto a los integrantes de la Red Venezolana de Diseño, Rediseño, en la Sala Cabrujas de la Alcaldía de Chacao.

Me correspondió también dictar la charla sobre historia del diseño industrial venezolano, que solía arrancar desde el diseño y fabricación de muebles en los años cincuenta. En el podio hablé de las mueblerías conocidas: Capuy, Tecoteca y Decodibo e indiqué que faltaba información sobre Muebles Azpúrua, pues lo único que sabía es que tenía gran reputación.

Durante la sesión de preguntas y respuestas levantó la mano una señora mayor, sentada en las primeras filas. Al intervenir declaró: “Soy el eslabón perdido que usted busca, porque trabajé en Muebles Azpúrua”. Se trataba de Isabel Castillo de Salazar quien produjo ese momento “eureka” para mi investigación.

Una vida consagrada a la creatividad

Luego de aquel primer encuentro, pauté una entrevista y fui a su apartamento, en Parque Central.

Allí caí en cuenta de que se trataba de una mujer creativa, no solamente dedicada al diseño de muebles e interiorismo que reseñamos en 2015 y que fue la razón por la que la homenajeamos en el conversatorio que hicimos en 2016 sobre diseño de productos, sino que también era una brillante ilustradora y pintora de temas de índole antropológico, pues mostró en su obra las investigaciones que realizó sobre las danzas folklóricas latinoamericanas. Escribió recientemente su hijo Javier Salazar que después, “esta forjadora de íconos emprende su segundo y más audaz desafío creativo: la Colección “Vida y Arte en el Metro”, representación de la cotidianidad colectiva en uno de los medios de locomoción que la tecnología añadió a Caracas, la ciudad de la que hizo su terruño”.

Isabel Castillo en el Hotel Tamanaco a finales de los años cincuenta.

Su conexión con la moda le vino desde la infancia, pues, por ser su madre María de Castillo modista, “a quien veía levantarse muy temprano para elaborar de su propia mano en papel los patrones de diseños de vestidos que venían en las revistas de moda procedentes de Francia”, a los que añadía ideas que le aportaban sus clientas, resultando los dibujos de una gran sencillez. A Isabel, niña entonces, le hacían ‘reír’, por parecerle mal hechos y de ‘elocuente simplicidad’, relata Javier.

En el Monseñor de Talavera.
La pedagoga

Otra faceta de doña Isabel fue la pedagógica, la cual inició con su formación como normalista en su Bucaramanga natal.

“Tomó sus primeras clases de Dibujo y Pintura con el maestro Carlos Gómez Castro, en la Escuela de Bellas Artes de Bucaramanga, siendo este un artista típicamente académico, quien destacó como escultor y gráfico de temas patrios y populares” (en Colombia).

Terminado su aprendizaje con Gómez Castro, decidió ingresar a la Escuela de Artes de la Universidad Nacional de Colombia, situada en Bogotá, graduándose en 1955. Fueron sus principales docentes en dicha institución: Dolcey Vergara Delgado, Ignacio Gómez Jaramillo, Luis Alberto Acuña y el sacerdote católico Ivo Chaibel”.

Plano constructivo hecho a mano por Isabel Castillo.

La influencia de sus maestros modelaron a la Isabel Castillo docente, quien dio clases en escuelas caraqueñas como el Instituto Universitario Monseñor de Talavera (CUMT), en donde llegó a encargarse de la coordinación académica.

En dicha institución fue profesora de modas y de diseño del mueble. Sus alumnos la recuerdan como disciplinada y severa, lo cual ella confirmaba, señalando que para el diseño de mobiliario, exigía el levantamiento de los planos a mano, que era el método que consideraba adecuado para que los jóvenes aprendieran a tomar medidas y tuvieran conciencia espacial. Los resultados, que en varias oportunidades fueron construidos para ser exhibidos en el Museo de la Estampa y el Diseño Carlos Cruz-Diez, eran óptimos.

Foto de stand de Muebles Azpúrua en los archivos de Isabel Castillo.
El libro Guía del Diseño de Modas

En sus archivos, Isabel Castillo resguardó lo que pudo de su paso por Muebles Azpúrua en unas carpetas que tienen bocetos, acuarelas y planos constructivos.

Entre documentos, también mantenía la maqueta de la Guía del Diseño de Modas que actualmente Diseño en Venezuela está produciendo.

Aunque se haya ido del plano terrenal, nuestro compromiso con doña Isabel sigue en pie, pues mi equipo seguirá trabajando hasta lograr la edición de la Guía del Diseño de Modas, como una manera de honrar el legado didáctico y creativo que la autora dejó a los estudiantes, profesionales y amantes del diseño y la ilustración.

https://tinyurl.com/ywwjsxn8

El libro está en proceso de revisión. Lamentamos que Isabel Castillo no haya podido ver materializado, no obstante, continuamos con la campaña Dona Reserve para captar los recursos que faltan para tenerlo para rendir tributo póstumo a la valerosa inmigrante que con veintitantos años y su maleta repleta de sueños, se mudó a este país al que aportó tanto. Adiós, querida Isabel .

Compartir: