Diseño de mueblesInterioresProductos

El diseño de una cocina utilitaria y lúdica para Víctor Moreno

Con el diseño de María José Martínez, la fabricación de Proyectos Mach 21 y la alianza con DB Group para los herrajes de los muebles, se logró una cocina excepcional.

El proyecto arrancó con una bonita amistad: la que nació entre la arquitecto María José Martínez y Mercedes Luque en el campo de entrenamiento crossfit.

Para pasar un día diferente de las rutinas con sogas y mancuernas, Mercedes propuso a sus amigos ir al restaurante de su esposo: “ni remotamente imaginé que se trataba de Víctor Moreno”, recuerda riendo María José Martínez.

Entre delicias gastronómicas surgió la invitación para que la arquitecto diseñara el interiorismo del apartamento de Luque y Moreno, pero con algunas condiciones especiales, pues ellos tenían una primera proposición del arquitecto que proyectó el restaurante Moreno, Alejandro Barrios.

La pareja animó a Martínez para que presentara su idea de remodelación sin ver la de Barrios. Ellos eligirían la que más les gustara.

Al fin y al cabo seleccionaron la propuesta de la joven arquitecto egresada de la UCV, quien confiesa que luego de un año y la ejecución de la obra casi lista, aún desconoce cómo era el otro proyecto.

La cocina es un espacio abierto integrado a la sala.
La cocina como corazón del espacio habitado

Por un lado, María José Martínez se encontró con un apartamento amplio y una hermosa vista panorámica a El Avila. Por el otro, tomó en cuenta de que a sus habitantes les gusta agasajar a sus amigos invitándolos a comer ¿Y es que podía ser de otra manera en casa de un chef?

En consecuencia, la diseñadora planteó como premisa, luego de demoler algunas paredes, que el corazón del apartamento debía ser la cocina, la cual integró completamente a la sala.

Con la finalidad de aprovechar el espacio y asegurar comodidad, los muebles de la cocina forman una “U” que genera la triangulación entre las áreas de preparación, lavado y almacenamiento. Se colocó el área de cocción frente a los comensales, de modo de que la experiencia del comer iniciara con el proceso de preparación de cada plato que luego se comparte en la mesa.

Distribución en forma de “U”.

La elección de materiales fue vital, pues el conjunto debía connotar pulcritud. “La cocina es toda blanca, para enfatizar visualmente la sensación de limpieza, y para no ser invasivos con el resto del espacio”, explica la autora del proyecto, quien enfatiza otros detalles como la incorporación de un jardín vertical de especies.

“Esa fue una idea de Mercedes, que fue lograda con el apoyo de la paisajista Anier Bicelis”, dice Martínez, que explica que como el jardín está colocado bajo techo, para lograr que las plantas hagan fotosíntesis, se les colocó iluminación cálida con el cálculo de lumens adecuados y se le instaló un sistema automatizado para el riego y recolección de agua.

Martínez indica que lo más complejo del proyecto fue cumplir con los requerimientos de almacenamiento, por la cantidad de ingredientes, electrodomésticos, herramientas y utensilios de cocina que emplea la familia. Para ello fue importante la concepción de los muebles, que fueron fabricados e instalados por Proyectos Mach 21.

Así quedó el comedor, con vista a la cocina.
Muebles modulares de diseño fresco y moderno

La ejecución del diseño del mobiliario corrió por cuenta de Proyectos Mach 21, empresa fundada por Miguel Cipriano que lleva adelante junto a César Yánez.

Señala Cipriano, quien también se desempeña como gerente técnico de DB Group Venezuela, que “a nivel de ensamblaje, se cumplió con el diseño planteado por María José Martínez, que incluyó seis muebles base, tres nichos bajos para electrodomésticos, un mueble aéreo anclado a pared, un nicho abierto y cuatro torres”.

Cada detalle fue cuidado al máximo, comenzando por la selección de los materiales constructivos como los tableros hidrófugos y los herrajes de alta gama seleccionados del catálogo de DB Group Venezuela, los cuales favorecen la practicidad en el almacenamiento, como los dos herrajes LeMans de bandeja extraíble con freno, instalados en los muebles base esquineros.

Entre los elementos que permitieron mantener la estética minimalista, Cipriano destacó el uso de perfiles “gola” en vez de tiradores, para asegurar que las superficies lucieran limpias y lisas.

También se instalaron muebles tipo torre, una tendencia actual que ha llegado recientemente a Venezuela, que se logra mediante la instalación de herrajes que “extraen hacia el usuario” el contenido guardado, como los implementos de limpieza.

Como lo mejor del diseño está en los detalles, Cipriano destacó la delicadeza del mueble para los vasos, que la autora proyectó con puertas de vidrio e iluminación interna, que trasluce las siluetas de los objetos guardados.

El orden fue la prioridad del proyecto. Por ello se seleccionaron herrajes e interiorismo prácticos.
Control total del proyecto

Para María José Martínez lo más gratificante de diseñar y ejecutar esta cocina fue la completa confianza que los clientes depositaron sobre ella, pues le permitieron encargarse de todo, pasando por el interiorismo para las gavetas, para las que eligió un cubiertera de DB Group, hasta accesorios como los portaplatos.

“Lo bonito de esta cocina es que surgiò de una amistad super bonita”, dice Martínez, “y el feed back que se genera cuando se conoce bien al cliente. Afortunadamente, los siento contentos y agradezco que me permitieron hasta seleccionar el servilletero y las jarras de agua”, comenta Martínez, quien con esta cocina de ensueño, tuvo “carta blanca” para su diseño y equipamiento, sin dudas, la situación ideal para cualquier creativo.

Así luce la pared vegetal con siembra de especias.
Habla el cocinero

El reconocido cocinero de comida venezolana Víctor Moreno indica que “Tuvimos la suerte de confiar a María José Martínez el diseño interior de nuestro hogar. Su aproximación desde el dibujo libre, funcionó muy bien”.

Moreno relata que, similar a lo que le dicen repetidamente los comensales en su restaurante, él dijo a la arquitecto: “deslúmbrame”.

¡Y vaya que lo logró! reconoce, destacando que la cocina de su apartamento es funcional, cómoda y espaciosa, pues quedó muy bien distribuida.

Para Moreno, el diseño también cumplió con los requerimientos de materiales, con el uso del acero y un porcelanato de aspecto amaderado y la iluminación directa.

“Como resultado, en casa podemos disfrutar de un cocina lúdica y utilitaria. María José Martínez, fue la solución”, concluye riendo el famoso cocinero venezolano.

Más info:

María José Martínez: @mjm_arquitectura

Proyectos Mach21: @proyectosmach21

DB Group Venezuela: dbgroupvenezuela

Compartir: