FotografíaGráfico

Lubeshka Suárez, la diseñadora gráfica que hace “fotografías pictóricas”

Para celebrar el Día mundial de la fotografía, entrevistamos a dos diseñadores devenidos fotógrafos. Uno en el área comercial, y Lubeshka Suárez, en la artística.

Ganó su primer premio como pintora a los 2 años de edad. Sí, tal cual se lee, aunque la historia sobre el cómo lo logró, es peculiar y marcó su futuro, pues aunque decidió estudiar diseño gráfico, también hace arte.

Lubeshka Suárez egresó del Instituto de Diseño Caracas (Idc). Relata que quedó prendada de las clases de fotografía, tendiendo a usar el laboratorio de revelado a deshoras para experimentar con los procesos de manipulación de las imágenes de forma analógica.

Ya durante sus días como estudiante de diseño, creó una serie fotográfica que tituló Homenaje a Marcel Duchamp, tomando como referencias las obras “Rueda de bicicleta” y “Desnudo bajando la escalera”.

Serie Iconos. Puente de Brooklyn.

Para lograr los efectos de movimiento, usó un ventilador encendido y una lámina de plexiglás que al ser fotografiados arrojaron como resultado líneas contínuas que parecen trazadas en carboncillo. Así nació primigeniamente su estilo fotográfico que responde al lenguaje pictórico.

Esta serie la expuso en una convocatoria de la AVAP que tuvo lugar en el Museo Caracas.

Serie Iconos. La Pirámide del Louvre.
Retorno a la fotografía

Aunque esta exhibición la entusiasmó, en cuanto obtuvo su diploma en el IDC a principios de los noventa, se dedicó totalmente a labrarse una trayectoria profesional como diseñadora gráfica. Más adelante también incursionaría en la docencia, dictando asignaturas como “Color” en el Centro de Diseño Digital.

A principios del año 2000 comenzó a acariciar la idea de retomar la fotografía, lo cual hizo captando objetos con “sentido de la contemplación, para lograr el diálogo entre fotografía y pintura”, según describe.

Habitantes de Krakovia.

También retornó a los experimentos Duchampianos yendo a parques de diversiones que captaba “en movimiento, con el juego de la iluminación y la apertura del obturador”.

El resultado es increíble, pues logra manchas y líneas que parecen trazadas manualmente con pincel, y por ello, “las personas dudan si se trata de pintura o fotografía”.

En 2006 volvió al ruedo museístico, pues el Museo de la Estampa y el Diseño Carlos Cruz-Diez la invitó para que formara parte de la colectiva sobre la parroquia La Candelaria, donde vive.

Serie Iconos. Calatrava.
El color como pasión

Lubeshka Suárez reconoce que el color es una de sus pasiones. Tanto, que hasta dicta clases sobre esta materia a sus estudiantes de diseño.

Ese entusiasmo lo ha llevado al terreno fotográfico, en la serie Lineamientos Cromáticos, que se inspira en los experimentos que hacía Isaac Newton con cristales.

Lubeshka coloca cristales cerca de la ventana de su apartamento y la luz tamizada genera como resultado los colores: “si se le agregan objetos en movimiento con el encuadre más cerrado, el resultado parece pintura abstracta en la que se generan mezclas aditivas, es lo invisible hecho visible, gracias a la acción de la cámara”, explica.

Serie Lineamientos Cromáticos.
El diseño como base compositiva

Para la diseñadora y artista, la fotografía responde a los principios del diseño. No obstante, considera que la composición es diferente a los esquemas académicos. Además, “Tengo influencia de diseñadores que también hacen fotografía”, reconoce.

Y aunque es experta manejando programas como Photoshop, trata que todo quede en un solo “click” analógico. Es importante recalcar que lo asombroso es que sus fotografías no son editadas, ni postproducidas. Eso si, para lograr una “pieza final acabada”, hacen falta muchos disparos de cámara.

Algunas series

El arte fotográfico de Lubeshka Suárez ha sido expuesto en Korea del Sur, Francia, República Checa y Estados Unidos. Ha exhibido en diferentes galerías caraqueñas y el año pasado, en plena pandemia, inauguró la muestra “Cubismo confinado” en el Maczul.

Entre las series que ha desarrollado podemos mencionar Iconos, para la que ha hecho tomas de importantes referencias arquitectónicas en diferentes ciudades. “Como me gusta estudiar el espacio, paso varias veces por la zona donde está el monumento o construcción, para estudiar bien cómo incide la luz sobre el mismo, antes de fotografiar”.

Dependiendo de la luz, hay fotos que parecen síntesis gráfica o grabados a contraluz en los que apenas se “dibuja” la silueta.
Lo más reciente es su participación en el concurso “La alegoría de las miradas”, muestra colectiva que puede ser visitada en la Hacienda La Trinidad.

Más info

@lubeshka

Compartir: