GráficoVideojuegosWeb

En el Día de los Videojuegos conoce al game designer pionero de Venezuela

Desde niño José Rafael Marcano supo dos cosas: Una, que iba a convertirse en programador. Dos, que iba a desarrollar un videojuego sobre su héroe Mazinger Z.

En 2015, el “game designer “José Rafael Marcano emigró junto a su familia a Bogotá, donde todavía reside y trabaja de manera independiente con su marca Mediatech.

Mediatech es el primer estudio venezolano que se dedicó al desarrollo de videojuegos, tanto por pedido de otras empresas, como por su cuenta, para alimentar un catálogo de títulos que ha comercializado tanto localmente, como en otros países de la región y hasta en España.

Todo fluyó favorablemente para Mediatech hasta que lanzó “Mazinger Z salva a Venezuela” en 2004, y más adelante contaremos las razones.

Boing, 1996.
Una vocación que nació a los 11 años

José Rafael Marcano afirma que descubrió la programación a los 11 años y desde ese momento decidió que era a lo que se quería dedicar de por vida.

Que a un niño del siglo XXI le guste la informática es normal, pero no era así en la época en la que José Rafael tuvo en casa su primera consola de videojuegos, un Atari 2600 a finales de la década de los setenta en el siglo pasado, un momento en el que todavía no sospechábamos que podíamos tener una computadora personal en casa, pues esa tecnología parecía exclusiva de la NASA.

Invasión de las letras, 1996.

El joven Marcano comenzó a estudiar por su cuenta leyendo libros y revistas, que era lo que se estilaba en la era previa a internet. También se propuso a aprender inglés, para entender la información de manera autodidacta.

Para avanzar en su propósito, decidió adquirir una computadora, para la que comenzó ahorrar parte de sus mesadas. Sus padres al ver el empeño que tenía, le completaron el dinero que necesitaba para comprar una SInclair de 8 bits. “Luego pasé a otra de 16k de memoria, imagínate qué poca capacidad tenían”, comenta riendo y señala que con ellas aprendió a programar en código de máquina, Basic”.

El submarino, 1997.

Al culminar el bachillerato se inscribió en Ingeniería de Sistemas en la Universidad Metropolitana, pero no culminó la carrera allí, sino que terminó estudiando en la Escuela Internacional de Computación que quedaba en El Rosal. No obstante, para ese momento ya había acumulado suficientes conocimientos que le permitieron lanzarse al ruedo laboral como auditor de sistemas y como programador, formación que luego unió a las habilidades comerciales.

Y nació Mediatech

José Rafael Marcano confiesa que siempre quiso abrir un estudio para desarrollar videojuegos, y lo logró en 1995 al fundar Mediatech, junto a tres socios.

En 1996 lanzó el software edutainment “Las aventuras de Umi”, para las que creó un personaje -Umi-, que fue evolucionando en el tiempo en “Umi en la selva” (1999) y “Umi Force Unlimited” (2015). Adicionalmente, ha aparecido en retrogames -juegos con el estilo y programación de consolas de hace cuarenta años atrás, como la Commodore 64 NTSC (1982)-, bajo los títulos: “Umi 64”, “Umi Liberator” y “Umi Paratrooper”, lanzados estos tres en 2021.

“La Commodore 64 fue la computadora con la que aprendí a programar, que tiene la cualidad del buen sonido e imagen. Inicialmente se cargaba con tarjetas, pero actualmente hay adaptadores”, nos cuenta. “Los retrogames traen la nostalgia. Como soy de los 80, entiendo esta movida”.

Las aventuras de Umi vendió más de 350 mil copias, un éxito rotundo, tomando en cuenta además, que Mediatech era una de las 2 o 3 desarrolladoras de videojuegos que existían en Latinoamérica.

Marcano asevera que “actualmente el desarrollo de videojuegos ha crecido en la región, pues muchas empresas estadounidenses y europeas contratan talento latinoamericano”.

Mundo Marino para el Museo de los Niños.

De estos primeros momentos de Mediatech también destacan los más de diez advergames creados para el Museo de los Niños de Caracas: “Calculo que el 80 por ciento de los kioscos interactivos del museo es nuestra”, indica el diseñador de videojuegos, quien asevera que el contacto de Mediatech con esta institución data desde el 94 hasta el 2014.

El especialista aclara que un advergame es un videojuego creado con las estrategias del mercadeo para reforzar una marca o potenciar la fuerza de venta de algún producto o servicio.

Para darnos una idea del alto nivel que alcanzamos en Venezuela, resalta que el trabajo para el Museo de los Niños se hizo inicialmente con la tecnología del “laser disk”, la cual se producía en los Estados Unidos y lo utilizaban empresas como Disney. La primera exhibición trabajada fue la de los Biomas, para el área de Ecología del Museo.

Corre y nada, 2001.
Mazinger Z, la inspiración

Así como el Atari 2600 definió su rumbo profesional, hubo otro hito que marcó la infancia de José Rafael Marcano: Mazinger Z, el anime de Go Nagai, en el que el robot comandado por Koji Kabuto pelea contra las bestias mecánicas creadas por el Doctor Hell para dominar el mundo.

Mazinger Z ha sido desde entonces inspiración para nuestro game designer quien también se presenta bajo el seudónimo “Kabuto”. En 1999 obtuvo autorización del mismísimo Go Nagai, durante una visita que el artista de manga hizo a Venezuela.

Marcano asistió al evento para el que fue invitado el reconocido creativo japonés, con el objetivo de conversar con él y mostrarle un prototipo que había realizado con animación 3D. A Go Nagai le gustó y terminó autorizándolo para hacer la versión del videojuego sólo para PC’s.

Kikaiju Attack.

De la franquicia salieron en 2001 “Mazinger versus Gran Mazinger” y “Mazinger Z salva a Venezuela” en 2004. El tinte político de este último videojuego le trajo a José Rafael Marcano problemas con el chavismo, lo cual se manifestó en la persecución y el hostigamiento que culminó con el retiro y destrucción de los discos que se habían distribuido en el mercado local. La historia completa sobre este terrible episodio lo puedes oír en el podcast Radio Ambulante: https://radioambulante.org/audio/mazinger-z-salva-a-venezuela

No fue sino hasta el 2017, ya en Colombia, que Marcano retomó el personaje de Mazinger Z con su estética característica en “Kikaiju Attack”.

Profesión: Game Designer

José Rafael Marcano se define como “diseñador de juegos”, pues, “todo el videojuego lo hago yo, desde la idea, hasta la programación. El game designer se encarga de todas las etapas de creación y producción, es como el director de una película”.

Sin embargo, dice que suele contratar a diseñadores, luego de definir la estética y el estilo que quiere.

Le preguntamos sobre los pasos que sigue para crear un videojuego, a lo que responde:

– Primero se plantea la idea: de qué va, y se escribe el guión.

– Diseño de la mecánica del juego: cómo va a funcionar y cómo va a enganchar al jugador.

– El estilo artístico: ¿será 2D o 3D? Características.

– La producción, la programación.

Umi contra los Monstruvolos.
Recomendaciones para los game designers en ciernes

Antes de culminar la conversación con José Rafael le solicitamos consejos para los jóvenes que deseen incursionar en el diseño de videojuegos, a lo que responde:

“Tengan paciencia, pues no es nada fácil, no obstante, actualmente hay más oportunidades, que cuando yo comenzaba, porque estamos en un mundo globalizado. También recomiendo aprender inglés, que es el idioma en el que se mueve la industria y aprovechar las ventajas que ofrece internet para facilitar la interacción”.

Retrogames: Umi 64.

Para nuestro entrevistado no hay excusas, pues él fue perseverante desde muy chico para lograr sus sueños y metas en el mundo de los videojuegos. Su historia indica que de alguna manera, la vida se asemeja a un videojuego, pues a veces se gana y otras se pierde, pero lo importante es recuperarse y continuar hasta el fin de juego.

Más info

En Instagram: @mediatechgames

Mazinger versus Gran Mazinger

Mazinger Z salva a Venezuela

Compartir: