ModaReseñas

Tres desfiles de diferente estilo clausuraron el 1er Congreso de Fashion Law

En la tarde, la última mesa sobre aspectos legales y otra de corte histórico, nutrida por las anécdotas de tres periodistas, fueron el preludio para la clausura en la pasarela.

Parte 2.

La sesión vespertina del 1er Congreso de Fashion Law LATAM, Capítulo Venezuela, fluyó con un público principalmente integrado por abogados y estudiantes de derecho interesados en esta novedosa especialidad.

La sesión inició con la mesa 7, Desafíos de la industria de la moda, moderada por Cástor González Escobar. Fue acompañado por Nayibe Chacón, quien habló sobre E-commerce en la moda, Pedro Mojica, que habló sobre logística y Emilio Martínez, de Kiteloops, que abordó lo referente a la moda sostenible y el upcycling. 

De la mesa quedó la advertencia para los emprendedores de la moda de que hay que tener cuidado hasta con los nombres de las colecciones y modelos, para evitar infrigir derechos de un tercero. Sobre todo si se va a salir del país. En ese sentido, lo saludable es buscar asesoría.

Mesa 8

El cierre de las mesas fue de corte histórico-anecdótico, presentado bajo el título Identidad, historias y anécdotas del diseño y la moda venezolana, moderado por la directora de Diseño en Venezuela, Elina Pérez Urbaneja, que entrevistó al creador del programa “Los trapos y su gente”, François Weffer y a Anabelly Espina, de la revista Ocean Drive, grandes conocedores de la moda venezolana y mundial.

François Weffer, como testigo excepcional de los ires y venires de la industria “fashion”, recordó interesantes momentos que tomaron como época referencial los años 80, de los que destacó los inicios de Carolina Herrera que motivó a muchas damas de sociedad caraqueñas a querer imitarla, produciendo sus propias marcas de ropa.

Por su parte, Anabelly Espina resaltó un evento que tuvo lugar en la década de los noventa, llamado “Venezuela Pret-a-Porter”, para el que vinieron diseñadores y modelos internacionales para desfilar en el país.

Los desfiles: Daniela Linares

El Congreso de Fashion Law culminó con los defiles de tres diseñadores de generaciones y estilos muy diferentes.

Inició Daniela Linares, que se autodefine como “apasionada de la moda”.

La joven creativa estrenó su colección Human, de más de 60 prendas “street style”, “en las que usa formas y texturas que permiten libertad de movimiento y muestran el adn de Daniela Linares”.

En total desfilaron 50 piezas sobre la tarima del teatro, hechas con telas orgánicas y diferentes de cortes, muchas de ellas exclusivas.

La marca Daniela Linares ofrece líneas tanto para mujeres como para hombres, bajo la consigna de la inclusión, porque además, está concebida para cualquier tipo de personas

La diseñadora culmina diciendo: “Esta colección nació en pandemia, como producto de la introspección y ahora muestra un renacimiento, como el ave fénix”.

María Belén Fernández

La diseñadora María Belén Fernández presentó una colección inspirada en Venezuela, a la que nombró “Tejiendo Pabilos”, porque la mayoría de los vestidos fueron hechos con fibras naturales, predominando el pabilo.

Fernández destaca que empleó material de fabricación nacional, con mucho crochet y tejido elaborado por Ana María Zoghby y Ainoa Otaño. Esta última “facilitó materiales que no usaba, que empleé para intervenir los vestidos”.

En total se presentaron 15 prendas, en las que hubo blanco, rojo, estampado y animal print.

Para este desfile se juntaron varios ángeles , pues salió de la nada y todo se dió de la mejor manera,” con participación voluntaria de las modelos y del grupo de canto y tambor que invité para que nos acompañara en la musicalización”.

“La inspiración la tengo todos los días, siempre estoy creando”, concluye María Belén Fernández, quien mantiene la fe inquebrantable en la recuperación futura de Venezuela.

Para conocer más sobre María Belén Fernández: María Belén Fernández asegura: “Creo en la evolución de la alta moda”

Carlos Naranjo

La “pasarela” cerró con la propuesta de vestidos de noche de Orange by Carlos Naranjo, llamada precisamente, Noche.

Naranjo estudió producción de moda en la Universidad de Palermo, en Argentina. Allí se graduó y se regresó hace aproximadamente 5 años.

Su sello característico es lo clásico y la paleta de colores oscura. “Soy amante del rococó y el romanticismo, y por ello utilizo mucho telas que tengan algo de brillo y texturizado, los lazos, los brocados, los torchones”.

En el teatro tuvimos la oportunidad de observar una pequeña cápsula de 20 piezas, para la que tomó creaciones de colecciones previas a las que añadió cuatro nuevas y la final, que hizo específicamente para el desfile.

Por lo pronto Naranjo solo trabaja para la silueta femenina y dice que para el 2022 preparará ropa más urbana, quizás un pret-a-porter más casual de caballero.

Más info

@danielalinaresoficial

@mariabelenfernandez_oficial

@orange_carlosn

Compartir: