Diseño de mueblesMaestros DEVProductos

Cornelis Zitman, diseñador de muebles en la Venezuela de los años 50

El holandés es reconocido principalmente como escultor, aunque tempranamente trabajó en nuestro país como diseñador, resaltando sus piezas para Tecoteca.

Por Elina Pérez Urbaneja.

Cuando se inauguró en la Sala TAC la exposición “Cornelis Zitman. La década del diseño 1947-1957”, en el año 2011, se publicó en el blog Diseño en Venezuela una entrevista realizada seis años antes, mientras realizaba la investigación para el libro Historia del diseño en América Latina y El Caribe.

Cornelis Zitman nació el 9 de noviembre de 1926 en Leiden, Holanda, pero vivió gran parte de su vida en Venezuela, donde realizó importantes aportes al diseño de muebles y a las artes plásticas como escultor.

Mesa para arquitectos.
La historia

En 1947, Cornelis Zitman desembarcó en la ciudad de Coro con apenas 21 años de edad, proveniente de Holanda. Era integrante de una familia de constructores y maestros de carpintería.

“Cuando llegué a Venezuela noté que había un vacío en cuanto a la fabricación de objetos”, cuenta Cornelis Zitman. En la capital falconiana trabajó en la construcción de muebles y ventanas junto a dos ebanistas italianos . En 1949 se instaló en Caracas, donde fue empleado como pintor de letras por Promociones y Decoraciones Dibo. Esta compañía que también hacía muebles por encargo, terminó nombrándolo director técnico de la fábrica instalada en Quinta Crespo. Allí comenzó a diseñar de forma autodidacta.

Años más tarde Zitman se asoció con los arquitectos Oscar Carpio, Guillermo Suárez, Alberto Chávez Santos, Carlos Dupuy y Helena Chávez. Juntos fundaron los talleres Zitman C.A. con sede en Boleíta. Sus primeros trabajos fueron por encargo, luego iniciaron su propia línea de muebles.

Y nació Tecoteca

Cuando el emprendimiento comenzó a crecer, entraron al equipo los hermanos Diego y Antonio Carbonell, quienes eran dueños de una tienda que importaba equipos para arquitectos llamada Tecoteca (Tepuy Compañía Técnica C.A.). El nombre les gustó a todos y así los talleres Zitman fueron absorbidos por Tecoteca en 1954.

En 1956 se quemó parte del galpón de Boleíta, lo que condujo al acondicionamiento de un local en Cagua que no llegó a funcionar debido a los acontecimientos políticos que enviaron al traste al perejimenizmo. La otra razón que condujo a la ruptura del negocio fue que en 1958 Zitman decidió dedicarse por completo al arte.

Portada de catálogo de la Sala TAC.

Tecoteca llegó a tener tiendas en Caracas, Maracaibo, Valencia y Maracay. El estilo Tecoteca estaba influenciado por el funcionalismo. Antes, predominaban en Venezuela los muebles coloniales en cuero y semicuero. “Nuestra idea era hacer muebles funcionales, menos pretenciosos y que ocuparan espacios reducidos. Queríamos hacerlos para las masas, sin embargo, la relación costo-producción-venta al público era pésima, porque el costo de fabricación era altísimo, con un margen mínimo de ganancia”, recuerda Zitman.

Los materiales predominantes de estos muebles eran la madera y el hierro. Sin embargo, tanto Zitman como Oscar Carpio recuerdan que ya en esa época elementos como tornillos y pernos eran difíciles de conseguir en el país.

La prueba de que las piezas que Zitman diseñaba para Tecoteca eran buenas fue que llegaron a ser producidas en Holanda por la casa Pastoe, y por ello le pagaron royalties.

“El diseño siempre ha sido hacer cosas, más que una cuestión de estilo y estética. Me interesa que el resultado sea bien hecho si se hace con principios de calidad y honestidad técnica”, señalaba Zitman, quien falleció el 10 de enero de 2016.

Compartir: