Ilustración

Axl Rojas, del sueño de construir edificios a hacer arte en la piel

El tatuador venezolano quería ser ingeniero civil, pero las protestas en Venezuela en el año 2014 lo llevaron a cambiar el rumbo.

Por Jhonson Franco.

Tinta, guantes y pistola… para tatuar; o mejor, máquina para tatuar, son algunos implementos que usa Axl Rojas para representar a Venezuela en el exterior, aunque el ganador del 2do premio en “Sombras” del 8vo Festival Internacional de Tatuadores de Barranquilla, Colombia 2021, no manejó una máquina antes del año 2013, pese a “respirar” tattoo desde pequeño.

“Mi mamá es aficionada al tatuaje y desde pequeño me llevaba a convenciones. Ella tenía las máquinas y le dije que me enseñara a montarlas”, explica Axl. “Desde entonces, en vez de dibujar, comencé a practicar en piel sintética, piel de cerdo”.

Al principio hubo “frustración porque la técnica es más complicada de lo que parece. Dibujaba retratos realistas, pero las líneas del tatuaje no me quedaban bien. Era un reto”.

Arte + crisis = – ingeniería

“Tenía facilidad para matemática, física y cálculo. Soñaba con construir edificios. Aunque tenía talento para el dibujo, sentía que mi posición era hacia arquitectura, ingeniería civil”, carrera a la que Axl entró en 2012, en la Universidad Nacional Experimental del Táchira (UNET).

El tachirense se dedicó en la semana a su carrera y el fin de semana al tatuaje. Después ingresó a la tienda de Joshua Gómez: Universidad en la mañana y arte en la tarde.

2014, protestas en Venezuela “fueron el detonante. Cerraron la UNET. No podía estudiar, entonces me dedico al tatuaje. Vi en el estudio de Joshua que podía ser un profesional y vivir del tattoo”, comenta el tatuador con cuatro semestres de ingeniería aprobados.

Para Colombia, para el mundo

“Tenía que encontrar una salida a la situación de Venezuela. En la tienda se iba la luz y no se conseguía material para trabajar. Quería exportar mi arte. Vi que Colombia podía ser un trampolín”. Axl aprovechó la nacionalidad heredada de sus padres.

Luego de un año en Bogotá comenzó a ir a eventos de tatuajes. Logró el llamado de un estudio en Medellín. Su trabajo se dio a conocer y lo ha llevado a Panamá, México, España, Dinamarca, Alemania y Dubái.

La segunda vez que el criollo estuvo en Dinamarca, se quedó por dos años. “Pasé de una tienda de tres artistas en Colombia a un estudio de 65 artistas firmados”.

De las exigencias de diseño en cada país, el tatuador explica que va ligado a la cultura. “En Dinamarca es mucho diseño de vikingos. Pasé de no hacer nada de eso a hacerlo semanal”.

Del carboncillo y grafito

Realismo en sombra es el estilo que caracteriza a Axl. “Viene del dibujo en carboncillo y en grafito. Me llamaba la atención el blanco y negro y claroscuro para generar volumen. La persona que puede retratar el alma, la esencia de alguien, puede dibujar lo que sea. Me enfoqué en tatuar lo que podía dibujar”.

“Cuando empecé en la tienda de Joshua, él me decía que tenía potencial en sombras. Lo fui puliendo”, aunque el criollo aclara que también puede hacer color.

A los 16 años hizo un par de cursos de dibujo y pintura “para tener una guía. Con los tips que me dio el profesor mejoraba mucho. La formación me dio claridad técnica para hacerlo más profesional”.

Su estudio

Desde hace un año Axl abrió las puertas de Quality Studio, en Medellín, junto a su esposa. “Ella es fundamental. Es administradora y se encarga de todo ese tema”, aunque todavía se adaptan al ritmo de los viajes y la tienda.
El venezolano está en México con agenda full, tiene 40 citas en Colombia, 18 en Dubái para mayo y está haciendo el papeleo para poder ir a Miami y Denver, Estados Unidos.

En Tik Tok, YouTube y Kwai está difundiendo contenido educativo a las personas que quieran tatuarse o ser tatuadores.

A Axl le queda pendiente construir el edificio, mientras sigue construyendo el éxito con arte.

Más info

@axlrojasart

Más sobre tatuajes en Diseño en Venezuela

Alejandra Salas: Mis tatuajes son pequeños “asalasas” con algo de magia

Para el artista del tatuaje tener una base del dibujo es muy importante

Compartir: